¿Porqué Pedro come de todo y no engorda? Te lo contamos, ¡toma nota!

Seguro te sientes familiarizado con una afirmación parecida a esta: Mi amigo pedro come de todo y en las cantidades que le placen y esta tan flaco como un lápiz, en cambio yo, no puedo comerme un pedazo de pastel por que inmediatamente se me hinchan los cachetes!

Con esto queremos ilustrar que efectivamente, hay personas (yo incluido) que nacimos con esa cualidad, podemos comer lo que nos plazca en la cantidad que nos plazca y no registramos ningún aumento de peso, al menos no de manera notoria o significativa.

Hasta hoy no está muy claro a qué se debe esta situación, hay estudios que sugieren que es una cosa genética, de metabolismo. Hay otros estudios que sugieren que tiene que ver con una coincidencia en nuestra dieta.

Te explico a que nos referimos con coincidencia en nuestra dieta: Seguro que tú has notado,
(y si no lo has hecho, es algo en lo que debes poner atención) que algunos alimentos te satisfacen más rápidamente y por más tiempo que otros, por ejemplo, en mi caso, he notado que la carne de cerdo me satisface por más tiempo que las pastas, por lo que cuando como ese tipo de carne, por lo general ya no ceno o no de manera normal, solo como algún aperitivo para no acostarme con el estómago vacío. Pues bien, la coincidencia es que a mí me gusta la carne de cerdo, por lo que con frecuencia la consumo y por lo tanto, con frecuencia no ceno porque ya estoy satisfecho, lo que redunda en que como menos, ¿captas la idea?

Un caso contrario sería que me gustara más la pasta, y que por lo tanto, al no estar satisfecho, busco otra cosa que comer, y por lo tanto como mas, lógica pura, ¿no?

Es por esta situación que hoy en día, la mejor dieta que puedes llevar para perder peso, es una dieta personalizada y desarrollada para tí especialmente. Un buen nutriólogo te recetará un plan alimenticio de acuerdo a la reacción que tú tengas con los alimentos que te ha sugerido. Deberá ser capaz de registrar que alimentos y en qué cantidad te hacen adelgazar más con el menor esfuerzo, es decir, sin pasar hambre.

Entiendo muy bien que no siempre estamos en posibilidades de pagar la asistencia de un nutriólogo profesional, por lo que no está demás que empieces por ti mismo a auto evaluar tu sistema metabólico y tomar las medidas correspondientes.

Algunas cosas que sí puedes hacer sin necesidad de asistencia profesional para conocer mejor a tu organismo y cómo reacciona ante ciertos alimentos o costumbres alimenticias son:

Averigua que alimentos te satisfacen más rápidamente y por más tiempo, como en mi caso la carne de cerdo, en tú caso podrían ser las pastas, y añade ese tipo de alimentos a tu dieta (Por supuesto, no estoy hablando de comida chatarra ni ricos en grasas y azucares he).

Toma nota de que situaciones te hacen visitar con más frecuencia tu refrigerador o alacena. Hay personas que ante una reacción digamos de felicidad, lo primero que se les ocurre es correr a tomar un helado. Pues bien, aprende a controlar ese hábito y cambia el helado por una vaso de agua.

Evita al máximo pasar hambre. Este es un sencillo, pero olvidado principio natural: Si con frecuencia sometes a tu organismo a periodos de sensación de hambre, estará constantemente en modo de “almacenamiento” y prevención, y lo que hará, será aprovechar cualquier alimento que tomes para almacenar la mayor cantidad de calorías y grasas que pueda para esos periodos de hambre al que lo sometes, de ahí el principio de los aperitivos entre comidas y el de la importancia de llevar un régimen alimenticio ordenado, es decir, comer a tus horas.

Existe otro factor muy importante que es el de tu sistema digestivo, su buen funcionamiento, pero de eso hablaremos en otro artículo.

Lee tambien: ¿dejar de fumar? ¿perder peso? Consejos para cumplir tus propositos de año nuevo

Espero que estos consejos te ayuden empezar y llevar de mejor manera tus esfuerzos para perder esos kilitos que sientes tener de más y a sentirte mejor contigo mismo. Recuerda que lo difícil es empezar, pero una vez que lo haces, los resultados sin duda vendrán.

Y tú, ¿Tienes algún amigo que come mucho y no engorda? A parte de mí, claro, ¡Comenta!

Contribuye y Comparte Esta Información!

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *