Como funcionan y que medicamento escoger para la gastritis y acidez estomacal. Apunta


Quizá te identifiques con esto: Acabas de terminar una deliciosa comida y decides relajarte para que el proceso de digestión se lleve a cabo sin ningún contratiempo. Pero al parecer tu estómago no comparte ese mismo deseo y de pronto empiezas a sentir como si te quemarás por dentro.

El ardor y las molestias son insoportables por lo que corres a la farmacia de la esquina esperando encontrar una solución que te ayuda a aliviarlo rápidamente. Al llegar te encuentras con un sin número de opciones que prometen acabar con cualquier tipo de malestar estomacal como la gastritis o acidez.

Si ya tienes experiencia con esta clase de episodios seguramente ya sabes cuál es el medicamento que tiene mejor efecto en ti. Pero ¿Y si no? Quizá te encuentres perdido entre todas las alternativas que hay en el mostrador. En cualquier caso durante las siguientes líneas podrás conocer a detalle pero de forma sencilla cual es el funcionamiento de esta clase de fármacos y cuáles son sus efectos sobre el sistema digestivo en general.

¿Cómo funcionan los diferentes medicamentos para la Gastritis y Acidez Estomacal?

Aunque la acidez estomacal y la gastritis son padecimientos diferentes por lo general las personas acuden a los medicamentos de venta libre para tratarlas por igual los cuales actúan precisamente sobre el ácido del estómago y podemos clasificarlas en 3 tipos:Antiácidos

Quizá sean los más comunes y fueron también las primeras alternativas que salieron al mercado para combatir las molestias estomacales. Su función consiste en provocar una reacción química que neutralice la acidez existente en el estómago mediante el uso de sustancias alcalinas. Suelen ser los de acción más rápida para aliviar las molestias pero con el efecto menos prolongado.

Ejemplos de medicamentos que corresponden a este tipo son: Alka Seltzer, Sal de Uvas Picot, Melox y el Bicarbonato de Sodio.

Bloqueadores de H2

Después de los antiácidos aparecieron los bloqueadores de H2 o antagonistas de receptores de H2, no te aburriré con el significado de su nombre y sólo te diré que su función es disminuir la producción de ácido en el estómago. Dado que no actúa sobre la acidez presente como lo hace un antiácido su efecto es un poco más retardado (de 30 a 60 minutos) pero pueden durar hasta más de un día.

Las sustancias que son clasificadas dentro de este tipo son: Ranitidina (Zantac), Famotidina (Pepcid), Cimetidina (Tagamet) y Nizatidina (Axid).

Inhibidores de la bomba de protones (IBP)

Son los medicamentos más utilizados hoy en día para combatir enfermedades relacionadas con la acidez y gastritis crónica tales como el reflujo gástrico y úlceras. Tienen el mismo fin que los bloqueadores de H2, es decir, disminuir la producción de ácido pero mediante un proceso diferente.

En comparación a los bloqueadores su efecto puede llegar a ser hasta 3 veces más prolongado motivo por el cual los ha ido desplazando en cuanto a la preferencia de los médicos para el tratamiento de padecimientos crónicos por la infección por H. Pylori.

La sustancia IBP más utilizada es el omeprazol que se distribuye bajo varias marcas. Otras sustancias del mismo tipo son: Dexlansoprazol, Esomeprazol, Lansoprazol, Pantoprazol, Rabeprazol

Antibióticos

Los antibióticos como la claritromicina y la amoxicilina son medicamentos recetados cuando se trata de una gastritis crónica por la presencia de la Helicobacter Pylori con el fin de eliminar la infección.

¿Cómo saber cuál es el medicamento más indicado para tu acidez y/o gastritis?

Como puedes ver opciones hay muchas pero ¿cuál te convendría tomar? si lo que padeces es algo pasajero y realmente te da muy de vez en cuando quizá lo que más te convendría es utilizar un antiácido para obtener un alivio rápído.

En cambio, si el malestar ya es frecuente quizá una opción más eficaz sería los Bloqueadores de H2 o el IBP pero, aunque este tipo de medicamentos los adquieres libremente en cualquier farmacia lo más conveniente sería acudir con un especialista para que te indique un tratamiento adecuado ya que podría deberse a un padecimiento más severo como una gastritis crónica, una enfermedad de reflujo gastroesofágico (ERGE ) o úlceras que si no se tratan apropiadamente pueden traer serios problemas.

Recuerda también que estos medicamentos como la mayoría de los fármacos podrían provocar efectos secundarios tales como diarrea,  náuseas y mareaos. Incluso, si abusas de su uso, pueden ocasionar una condicón llamada hipoclorhidria (baja producción de ácido) que puede acelerar el crecimiento de bacterias como la H. Pylori y dificultar la absorción de hierro y vitamina B12 lo que podría llevarte a padecer anemia.

El contenido de este artículo es meramente informativo y no se recomienda el uso de estos medicamentos sin la debida supervisión médica.

Articulos Relacionados

Contribuye y Comparte Esta Información!

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment moderation is enabled. Your comment may take some time to appear.