Es posible la “Fast food saludable”? Si, aqui te decimos como, toma nota


Por norma general, solemos identificar el fast food o comida rápida con productos procesados de baja calidad nutricional: hamburguesas, pizzas, kebabs, patatas fritas… Pero no toda la comida que se prepara de forma rápida tiene por qué ser poco saludable. Le damos una vuelta al fast food para que lo conviertas en healthy food.

fast-food-saludable

Solemos recurrir a la comida rápida cuando tenemos poco tiempo para cocinar: nos es mucho más sencillo acudir a alguno de los locales de fast food y escoger una de las opciones que nos ofrecen que ponernos delante de los fogones. Pero cocinar un plato sano no tiene por qué robarnos mucho tiempo, ni tiene por qué convertirse en un plato aburrido o soso. Os dejamos algunas ideas para ayudaros a cocinar y consumir fast food saludable.

  • La clave está en planificar: ¿no tienes tiempo para cocinar? Comienza por planificar las comidas que harás durante la semana, sobre todo las que tienes que hacer fuera de casa. Si a medio día comes en la oficina o en la universidad, utiliza el domingo para planificar tu menú semanal con platos sanos y variados. Saber de antemano lo que vas a comer cada día, comprar los ingredientes con antelación y también cocinar los platos antes (puedes hacerlo la noche anterior) te ayudará a mantener una alimentación sana y saludable también fuera del hogar.
  • Opta por recetas sanas, rápidas y sabrosas: la comida rápida no tiene por qué ser comida basura, y para demostrártelo te dejamos un enlace a este genial recetario de la dietista-nutricionista Laura Saavedra en la web Recetags. Hasta 30 recetas de diversos autores que son rápidas de preparar y ricas para comer: ensaladas, carnes, postres, pescados… Mi favorita son las verduras salteadas con mandarina y soja.
  • Haz que sea apetecible: quizás la ensalada sea la fast food saludable por excelencia. Rápida de preparar y de comer, no necesitas ni siquiera recalentarla en el microondas y sirve tanto para un plato principal como para una guarnición. Prepara tu comida con cariño y preséntala de forma que sea apetecible, como con las originales “ensaladas en bote”: puedes dejarla lista la noche anterior y guardarla en la nevera hasta que salgas de casa. Ve añadiendo capas de los alimentos que quieras añadir hasta rellenar el bote. Lleva el aliño también preparado en una pequeña botellita y voilá! Comida saludable para degustar en cualquier sitio.

Mientras esperamos que lleguen cadenas de comida rápida saludable que ya se estilan en otros países, opta por preparar tu propio fast food saludable. ¿Cuáles son tus recetas rápidas y sanas favoritas?-
La noticia Fast food saludable, ¿es posible? fue publicada originalmente en Vitónica por Lady Fitness.

Articulos Relacionados

Contribuye y Comparte Esta Información!

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment moderation is enabled. Your comment may take some time to appear.