La importancia de tu sistema digestivo para tener un abdomen plano. ¡Entérate!


En recientes publicaciones te he platicado acerca de la importancia de tener un abdomen plano, estéticamente hablando, pero también (y más importante) para tu salud.

Te he sugerido algunas rutinas de ejercicios que te ayudan con este objetivo, sin embargo, no hay ejercicio que sea suficiente si no lo acompañas de una dieta y hábitos adecuados, hoy te quiero mencionar algunos de ellos.

Alguno de estos hábitos van enfocados a mejorar tu sistema digestivo, que es de vital importancia para tu salud y por supuesto, para el tema que nos concierne que es reducir tu área abdominal.

Algunos síntomas de un mal funcionamiento de tu sistema digestivo son:

  • Evacuar menos de 2 veces al día
  • Hinchazón abdominal sin razón aparente (también síntoma de amibiasis)
  • Constantes problemas de indigestión
  • Exceso de gases
  • Presentar cuadros de diarrea frecuente (importante una revisión médica)
  • Mal aliento
  • Sensación de nausea o vomito al comer, entre otros.

Tener tu sistema digestivo funcionando correctamente te trae muchos beneficios para tu salud, ya que permite la correcta absorción de nutrientes y a su vez, la eliminación de toxinas y elementos nocivos o simplemente innecesarios para nuestro organismo, que si permites que se acumulen, con el tiempo se vuelven elementos tóxicos, además de motivo para tener un protuberante abdomen.

Veamos algunos de esos hábitos:

Mantenerte hidratado: Es un hábito que muchas personas tienen, esperan a tener sed, que es un síntoma de deshidratación para tomar agua. No te esperes a tener sed, toma agua de manera rutinaria y especialmente en la mañana, al despertarte. Tu sistema digestivo (y otros) trabajarán mucho mejor. Se recomienda tomar de 2.5 a 3 litros de agua diario, o más si eres una persona muy activa.

Lee tambien: ¿Cuanta agua debo tomar al dia?

Evita el sedentarismo: No es necesario que vayas a un gimnasio, simplemente adopta medidas sencillas como por ejemplo: Opta por las escaleras en vez del elevador. Estaciona tu auto unas cuadras más alejadas de tu trabajo o escuela y camina. Haz tiempo para realizar alguna rutina de ejercicio ligero por lo menos 3 veces por semana, 20-30 minutos no es mucho y tu sistema digestivo (y salud) te lo agradecerá.

Evita los alimentos chatarra y fritos: Si es muy fuerte tu pasión por ellos, al menos disminúyelos, apunta las cantidades que comes y has un esfuerzo por comer cada vez menos.

Añade fibra a tu dieta: La fibra ayuda a tus intestinos a trabajar de mejor manera y por lo tanto, evitas la inflamación abdominal. Además tiene propiedades saciantes y es baja en calorías, ayuda a controlar el colesterol y la obesidad. Una excelente opción sería acostumbrarte a comer una manzana (con cascara) todos los días o por lo menos 3 veces a la semana en ayunas. Por supuesto agregar verduras a tu dieta es otra excelente manera de añadir fibra a tu dieta.

Comer ordenadamente y tomarte tu tiempo: Tus alimentos son el combustible para tu organismo, para tu vida, ¿Por qué no le das la importancia debida a tus horas para consumirlos? Es muy común que adoptemos pretextos como: “No tengo tiempo para comer, como en cuanto tengo un tiempo extra”, “como manejando porque si no, no llego a tiempo”, etc. Es muy importante que comas a tus horas, y que te dés el tiempo necesario para comer con calma y de manera adecuada.

Pues bien, ahí lo tienes, para tener un abdomen plano o reducir el tamaño de área abdominal, aparte de hacer ejercicio, necesitas tener un sistema digestivo en orden, trabajando de forma correcta.

Lee tambien: Rutina de 10 minutos para trabajar tu abdomen en casa

Los consejos que te he mencionado son aplicables para nuestras actividades diarias, sin embargo, no debes descartar un mal funcionamiento del mismo por cuestiones de salud, por lo que es importante que si notas que a pesar de mantenerte hidratado, comer fibra, hacer ejercicio regular, evitar las grasas en exceso y comer de manera ordenada sigues presentando problemas digestivos, acudas con tu médico para descartar cualquier patología y en su caso, remediarlo.

Articulos Relacionados

Contribuye y Comparte Esta Información!