Te presentamos el elixir mágico para prolongar la vida y curar enfermedades. Conócelo


Durante siglos, los seres humanos han estado buscando un elixir mágico o poción que pueda prolongar la vida, curar las enfermedades y nos haga sentir eufórico y siempre joven. Estudios recientes están empezando a demostrar que este tan buscado líquido ha estado en nuestras narices todo el tiempo. Constituye la mayor parte de nuestro planeta y constituye la mayor parte de nuestros cuerpos. El líquido mágico ha estado con nosotros desde el principio de los tiempos, pero que sólo hasta ahora están empezando a entender las cualidades maravillosas del H2O, más conocido como el agua.

Los líquidos que fluyen a través de nuestro cuerpo crean una sensación de bienestar y ayudan a mantenernos sanos. El cuerpo humano es un tanque de agua construido para existir en minerales y agua. Estamos hechos de 72% de agua, 8% combinaciones de productos químicos y tejido sólido y hueso en un 20%. Por lo tanto, es lógico pensar que el consumo de agua, o la falta de su consumo, tendrá un profundo impacto en la condición y estado de nuestro cuerpo. El consumo de agua es responsable de casi todos los procesos de curación que nuestros cuerpos poseen.

Propiedades del agua para la Curación de nuestro cuerpo:

Nuestros cuerpos tienen una capacidad asombrosa para curarse a sí mismos. Durante la última década, los científicos han estudiado esa habilidad y la conexión con el consumo de agua. Está en nuestra naturaleza el querer estar joven y saludable tanto como sea posible.

Estamos diseñados para sanarnos a nosotros mismos físicamente, con todos los complejos componentes del cuerpo trabajando al unísono para lograr el proceso de curación. Cuando nos cortamos, nuestra piel se cura. Si nos rompemos un hueso o tenemos cualquier tipo de lesión, nuestro cuerpo comienza inmediatamente e instintivamente el proceso de curación. En cada uno de estos procesos, hay un denominador común: El agua.

Propiedades del agua en nuestra sangre:

La sangre humana es la fuerza vital del cuerpo. Proporciona oxígeno, nutrientes y anticuerpos para combatir las bacterias y las infecciones, cuando y donde el cuerpo más lo necesita. La sangre está compuesta de 83% de agua. Para que la sangre pueda hacer su trabajo correctamente, el cuerpo debe estar adecuadamente hidratado con agua limpia y saludable. Si los niveles de hidratación son demasiado altos o demasiado bajos, o si el agua está contaminada, nuestra sangre se ve afectada negativamente y prácticamente todos los aspectos de nuestra salud.

Propiedades del agua en nuestro cerebro:

El cerebro humano se compone de 80% de agua y es, literalmente, “el cerebro detrás de la operación” del cuerpo humano. Controla cada proceso que ocurre dentro de nosotros y trabaja constantemente en transmitir y recibir señales eléctricas a través del sistema nervioso central (SNC). El SNC es un sistema de vías fluviales intrincadas todo el cuerpo. El líquido en nuestros nervios se compone casi exclusivamente de agua y minerales. Si el líquido está dañado o impuro, las señales eléctricas o mensajes pueden distorsionarse o retrasarse. Un número creciente de científicos creen que la distorsión de estos mensajes puede ser la principal causa de enfermedades como el trastorno por déficit de atención, la enfermedad de Alzheimer, síndrome de fatiga crónica, o incluso la depresión y la ansiedad.

La claridad de las señales que envía el cerebro al cuerpo tiene un efecto enorme en la capacidad de manejar el estrés e incluso puede afectar a la coordinación motora. Dado que el agua juega un papel tan importante y colosal en nuestro cerebro y el sistema nervioso central, la calidad del agua podría ser uno de los mayores factores en para conseguir longevidad sana y prolongada.

Propiedades del agua para la desintoxicación de nuestro cuerpo:

El sistema de desintoxicación es probablemente el factor más importante para vivir una vida larga y saludable. También requiere el mayor consumo de agua limpia para que funcione correctamente. Un mito común es que beber 8 vasos de agua al día es la cantidad perfecta, pero beber 8 vasos sólo proporcionará la cantidad mínima de beneficios para la salud. Nuestro cuerpo utiliza al menos esa cantidad para mantener su funciones básicas como la digestión, mantener una temperatura constante, y más. Incluso nuestro ritmo cardíaco consume agua. Al consumir una gran cantidad de agua limpia, podemos aumentar la capacidad del cuerpo para filtrar y eliminar las toxinas dañinas. Además de la cantidad de agua ingerida, la calidad es igual de importante. Cuanto mayor sea la cantidad de productos químicos en el agua, como el cloro, menor el agua será capaz de contribuir al proceso de desintoxicación.

La cantidad recomendada de agua para vivir un estilo de vida saludable es 10-12 vasos al día, pero 14 a 16 vasos al día va a lograr resultados aún mejores. Hay estudios incluso que sugieren que lo óptimo es beber la mitad de peso en onzas, por ejemplo: Si pesas 200 libras (91 kilos) entonces tienes que beber 100 onzas de agua al día (2.95 litros, 3.1 qt ó 12.5 tazas).

El agua y sus propiedades beneficia nuestra capacidad de curar, la sangre, el cerebro, el nivel de energía y el proceso de desintoxicación. Trate de beber mucha agua. Te sorprenderá al ver lo bien que te hace sentir.

Mantener nuestro cuerpo limpio en el interior no sólo es esencial para la buena salud, sino una acción de agradecimiento por un regalo tan maravilloso: VIDA!

Redacción Club Vive100

Articulos Relacionados

Contribuye y Comparte Esta Información!