¿Que pasa si usas los medicamentos para la disfunción erectil de forma recreativa? Te lo contamos

Claro que los medicamentos contra la disfunción eréctil buscan devolverles el placer a los hombres que tienen problemas a la hora de sostener una relación sexual. Y en ese aspecto, son efectivas. Sin embargo, hay quienes las usan sólo para incrementar su potencia, en general hombres jóvenes que no las necesitan. Si es tu caso o lo estás pensando, toma unos minutos para leer lo que sigue, pues un estudio ha encontrado que los medicamentos contra la disfunción eréctil pueden perpetuarla.

Con los medicamentos no se juega. Usarlos de forma indebida, en una dosis incorrecta o innecesariamente, puede traer consecuencias graves y hasta inesperadas. Tal es el caso de los medicamentos que se utilizan contra la disfunción eréctil cuando no son necesarios.

Blue Viagra anti-impotence tablets

La disfunción eréctil es uno de los problemas más comunes en la sexualidad masculina. Y para combatirla existen varios medicamentos en el mercado, como los conocidos Viagra y Cialis o la droga avanafil, que fue aprobada por la FDA a principios de este año y que en Estados Unidos se vende con la marca Stendra.

El problema aparece cuando estas medicinas no las toman quienes tienen dificultades a la hora de la intimidad, sino aquéllos que las consumen para potenciar el placer o simplemente a modo de entretenimiento, por lo general, hombres jóvenes y sin problemas sexuales reales.

En contra de lo que ellos buscan, estas drogas parecen provocar lo que se conoce como  disfunción eréctil psicogenética. Es decir que, con el tiempo, los hombres que usan estos productos ya no pueden lograr una erección sin la ayuda de químicos, pero no porque tengan un problema físico sino por cuestiones más bien mentales.

Así lo ha detectado un nuevo estudio desarrollado por unos investigadores del VA Boston Healthcare System, publicado en la revista Journal of Sexual Medicine, y según el cual los hombres jóvenes que usan medicinas contra la disfunción sexual de manera frecuente y recreacional parecen desarrollar una disminución en su confianza para alcanzar y mantener la erección, lo que también lleva a una disminución en su función eréctil o en que ésta sea deficiente.

Para llegar a estos resultados, los investigadores evaluaron los datos de más de mil hombres que tenían una edad promedio de 22 años. Algunos de ellos usaban estas drogas de manera recreacional pero no habían sido diagnosticados con ningún problema de disfunción eréctil. Otros sí las usaban por indicación del médico y la mayoría no consumía este tipo de medicinas.

Todos ellos debieron responder a una encuesta en línea, o sea, en el Internet, en la cual se les preguntaba, entre otras cosas, sobre su funcionamiento sexual en las últimas cuatro semanas, el uso y la frecuencia de drogas contra la disfunción eréctil, su deseo sexual y su nivel de satisfacción con el sexo, sus orgasmos y la habilidad de lograr y mantener una erección.

Luego de analizar los datos, comparado con quienes no usaban estas drogas, los que lo hacían de manera recreacional reportaron menor confianza en sí mismos para lograr la erección y, del mismo modo, menos satisfacción sexual en general.

Si bien estos datos muestran una relación entre ambos factores, algunos especialistas advierten que no es posible saber si los encuestados habían sido completamente honestos con sus respuestas. Otros consideran que tal vez los jóvenes que usan los medicamentos para el tratamiento de la disfunción sexual de manera recreacional, en verdad tienen problemas de erección, pero no se animan a comentárselo a sus médicos. Además, el estudio se refiere al desarrollo de una disfunción sexual vinculada con aspectos mentales y, justamente, a esa edad no suele haber factores de riesgo físicos para sufrir disfunción eréctil, lo que implica que de haberlos es más probable que se vinculen con otras cuestiones, que pueden ser ambientales o psicológicas (descubre otras causas que pueden estar matando tu erección).

Lo cierto es que estos medicamentos no han sido creados para usarlos de manera recreativa sino para uso médico y bajo la supervisión de un doctor, pues también pueden causar efectos no deseados. Por ejemplo, no se recomienda que la tomen personas con problemas del corazón y/o con ciertos problemas médicos.

Por eso, si te cuesta lograr o mantener una erección, no importa tu edad, no tengas vergüenza, visita a un médico. En verdad es una preocupación de muchos hombres. Y si quieres potenciar el placer a la hora del sexo, pues hay muchas formas de conectarte con tu pareja de manera natural, sin necesidad de usar medicamentos si no los necesitas. Explórense, jueguen, anímense y disfruten las nuevas sensaciones.

Contribuye y Comparte Esta Información!

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *